La conciliación bancaria es un proceso fundamental para realizar la gestión financiera de cualquier empresa. Su objetivo es garantizar la coherencia entre los registros financieros internos y los datos proporcionados por las entidades bancarias, permitiendo así una contabilidad sólida y transparente.

No contar con una herramienta tecnológica para llevar a cabo este proceso puede ser un problema. Por ello, utilizar soluciones como Sage 200 puede ser la decisión acertada, ya que se reducirán los errores, se automatizarán procesos y, además, ¡nuca quedarán movimientos bancarios pendientes de relacionar!

En este artículo te contamos paso a paso cómo realizar la conciliación bancaria con Sage 200. ¡Da un salto hacia la eficiencia!

1. Parametrización

Antes de realizar la conciliación, es fundamental parametrizar para que esta se pueda hacer de forma automática. Esto es muy importante, ya que conllevará una minimización de los errores.

Lo más común es realizar la parametrización por importe, por movimiento contable o por concepto. Sin embargo, existe la posiblidad de llevarla a cabo por movimientos bancarios contra movimientos contables, por fechas de operación o por valores.

También se puede parametrizar de forma completamente independiente para cada usuario, empresa o cuenta bancaria. Así, se le puede indicar a cada cuenta corriente cómo se quiere conciliar.

2. Importación

Una vez realizadas las configuraciones previas, el siguiente paso es importar los ficheros aportados por la entidad bancaria. Esto puede realizarse de dos formas:

  • Fichero N43. En esta opción el usuario debe descargar el fichero correspondiente en la banca online de su banco e importarla a Sage 200. La conciliación se podrá hacer automática y manual, y eliminarla si es errónea.
  • Bank Feed. En este caso, se elimina la importación por parte del usuario, ya que Sage 200 se descarga automáticamente los ficheros desde la banca online. Se pueden establecer periodicidades de descarga, decidir si la conciliación posterior se va a hacer de forma manual o automática y realizar una preconciliación si queda algo por confirmar.

3. Conciliación

Para realizar la conciliación lo primero que hay que tener en consideración es que la cuenta bancaria esté activada. En la siguiente imagen aparece desactivada, al hacer clic en ‘Activar’ se activará.

post-conciliación-1

En esta ventana de Sage 200 se puede ver cuándo se inició la conciliación y los saldos iniciales y finales, entre otros. En caso de haber decidido hacer la conciliación bancaria de forma manual, será el usuario quien debe introducir los datos. Si se ha optado por la forma automática, Sage 200 lo hace solo.

Tal y como se puede observar en la imagen mostrada a continuación, los usuarios que hayan realizado la importación por el método ‘Fichero N43’ deben seleccionar la opción ‘Importación ficheros normas’ y elegir el correcto. Es fundamental que este cumpla con la legislación.

post-conciliación-2

En ‘Guías criterios norma 43’, dentro del apartado ‘Configuración criterios conciliación’, se pueden establecer los criterios y parametrizaciones mencionados en el primer paso. A continuación, se muestra cómo aparece en Sage 200:

post-conciliación-3

Además, tal y como hemos visto anteriormente, se puede asignar a cada cuenta una guía, modificar datos y adaptarlos a cada caso.

Una vez realizada la conciliación, se puede elegir si hacerla por el método ‘Norma 43’ o ‘Bank Feed’. En la siguiente imagen se muestra cómo es la ventana correspondiente:

post-conciliación-4

Seguidamente, se puede elegir la cuenta que se quiere conciliar en ese momento y qué guía.

Tanto si la conciliación se ha hecho manual como automáticamente, en la sección ‘Conciliaciones Manuales’ se puede revisar aquello conciliado, no conciliado y preconciliado. También se puede ver por fechas y conceptos. Como resultado, Sage 200 muestra aquello que encuentra con posibilidad de conciliar y lo que no. En la siguiente imagen se puede ver un ejemplo de la lista que proporciona la solución:

post-conciliación-5

En los iconos que aparecen en la parte superior de la ventana se puede conciliar, desconciliar y reconciliar, así como también modificar posibles errores. Del mismo modo que en la conciliación, la desconciliación se puede hacer tanto de forma manual (en ‘Des-conciliación Norma 43’) como automática.

Por último, en el apartado ‘Informes’ se encuentran documentos como extractos bancarios e informes de conciliaciones.

En el caso de querer eliminar una conciliación, esta se debe hacer en el orden inverso a como se ha realizado.

4. Contabilización

Tras la realización de la conciliación puede llevarse a cabo una contabilización, que puede hacerse también tanto de forma manual como automática, y establecer guías y parametrizaciones. Con esto, lo que se consigue es contabilizar aquello que dice la entidad financiera y que no está dentro de la contabilidad.

De forma automática se realiza una contabilidad para cada movimiento en el que coincidan los conceptos. Si el sistema no lo encuentra, quedarán los campos en blanco para que el usuario pueda completarlos manualmente.

Los resultados se pueden sacar en forma de informe, extracto e, incluso, ser enviado por correo electrónico.


Tanto si te han quedado dudas como si quieres ver este proceso de forma más visual, ¡te invitamos a que veas el siguiente webinar! En él, Ibán Romero te guía por Sage 200 para que realices la conciliación de tu empresa de forma mucho más eficiente. ¿A qué esperas? ¡Descarga el vídeo!

Banner-blog-webinar-como-realizar-la-declaracion-de-la-renta-con-Sage-Despachos


En Opentix somos expertos en ofrecer soluciones tecnológicas adaptadas a cada caso. ¡Responde el formulario para que nos pongamos en contacto contigo!