La transformación digital de las empresas es mucho más que la creación de una página web, hacer ofertas online, estar en redes sociales o adoptar el teletrabajo. La verdadera revolución de esta digitalización recae sobre la posibilidad de llevar a cabo la gestión, comercialización, venta de productos y atención al cliente desde la misma herramienta.

Sin embargo, en el sector alimenticio y de bebidas, esta transformación debe darse hacia la trazabilidad, sostenibilidad y la seguridad alimentaria. Así, para poder hacer frente a los retos de la era digital en este sector, se debe contar con la automatización de procesos en toda la cadena de suministro.

Por tanto, las empresas que se dedican a la distribución de alimentación y bebidas deben escoger un buen ERP 360, es decir, una solución tecnológica flexible y capaz de conectarse con cualquier aplicación.

¿Qué está pasando en el sector?

Los hábitos del consumidor han cambiado. Tras la pandemia de la covid-19 los hábitos de los consumidores se han vuelto mucho más digitales. Es más, dos semanas después de declararse el estado de alarma en España, la compra de alimentos online llegó a crecer un 84%.

Por su lado, demandan más productos de origen ecológico. En España, este tipo de producto ha aumentado en un 25,5%, sobre todo en los supermercados. Y, unido a esto, se está produciendo un notable crecimiento en el consumo de alimentos y bebidas de categoría Premium. Únicamente en Europa los ciudadanos hemos gastado 2.200 millones de euros más en productos de esta categoría durante el primer período de confinamiento.

¿Cómo me ayuda un ERP 360 como Sage 200 Advanced?

El ERP 360, como herramienta de gestión integral de los recursos empresariales, es el mejor aliado para afrontar los nuevos retos digitales del sector dedicado a la distribución de alimentos y bebidas. Además, esta herramienta ayuda al director financiero gracias a su integración con business intelligence y la visión 360º que ofrece del negocio. ¿Cómo?

El business intelligence permite que el ERP 360 nos ofrezca información financiera y contable mucho más precisa y fiable. Por su parte, esta solución ayuda al CFO a tomar mejores decisiones en tiempo real ya que estas se basan en datos constantemente actualizados. Por su parte, la visión 360º del negocio nos muestra todos los factores que puedan afectar a la gestión de la contabilidad y las finanzas de la compañía.

¿Necesitas saber más? Te damos 7 razones para escoger Sage 200 Advanced para la distribución de alimentos y bebidas.

Razones para escoger Sage 200 Advanced para la distribución de alimentos y bebidas

Como hemos comentado antes, el responsable del departamento financiero debe valerse de tecnologías de última generación a la hora de aportar verdadero valor añadido en las áreas de gestión de riesgos y asignación de capital. No obstante, el ERP 360 va más allá del simple apoyo al departamento financiero pues es capaz de conectar todas las áreas de trabajo. En concreto, las de producción, logística, inventario, envíos y contabilidad. Te explicamos 7 razones por qué escoger un ERP 360.

Permite la correcta adaptación al cambio

Las empresas distribuidoras necesitan adaptarse mucho más que los negocios de otros sectores. Esencialmente ya que influyen en gran medida las preferencias de los consumidores que están en constante cambio y cada vez se inclinan hacia un consumo responsable.

Por tanto, es clave adelantarse a nuestros competidores y, por ello, la elección de un ERP 360 basado en BI es importante para realizar una correcta previsión de demanda y detectar futuras incidencias.

Automatiza todos los procesos del negocio

Ya sea para asegurar el abastecimiento como para satisfacer una demanda en auge, el sector se ha visto obligado a experimentar un alto nivel de digitalización.

Únicamente tecnologías como las que ofrece Sage 200 Advanced son capaces de optimizar los ciclos y procesos de negocio en un escenario inestable y en constante movimiento. En definitiva, la automatización sustituye procesos manuales, mediante aplicaciones que aceleran el tiempo de ejecución de las tareas y eliminan los posibles errores humanos.

Acerca la distribución a las necesidades del consumidor

La automatización que ofrece una solución ERP 360 para la industria alimentaria es clave para la optimización de procesos y desarrollos. Asimismo, garantiza que el producto sea de calidad, asegurando así un consumo saludable.

Además, como se trata de un producto perecedero, aumenta la necesidad de conectar perfectamente todas las áreas de trabajo. Así, se obtiene un seguimiento correcto ya sea en cuanto a calidad del producto como en entregas.

Proporciona una gestión mucho más ecológica

Gestionar cualquier empresa con un ERP favorece el diseño de procesos logísticos más responsables con el medio ambiente. Al trabajar en la nube, Sage 200 Advanced ayuda a reducir la huella ambiental que generamos. Además, evitamos los desplazamientos innecesarios.

Por su parte, una solución de gestión empresarial 360 evita que tengamos que invertir en nuevos equipos. Así, reducimos al máximo el consumo innecesario.

Todos los procesos se flexibilizan

No hay nada que defina mejor a una ERP 360 que la flexibilidad. Como hemos dicho, las empresas operan en un contexto inestable por lo que las necesidades son cada vez más cambiantes.

Un software ERP como Sage 200 Advanced está diseñado para que funcione como una herramienta “viva” que se adapte a nuestras necesidades. No es necesario que contratemos soluciones extra si no que es capaz de añadir o quitar módulos, según lo que realmente necesitemos en ese momento.

El usuario tiene un control total de todas las fases de la cadena

Gracias a la trazabilidad que nos proporciona el ERP, podemos rastrear la distribución de los alimentos y bebidas desde el origen hasta que esté en las manos del consumidor final. Consta de un sistema de identificación de productos a lo largo de toda la cadena de suministros.

Así pues, en un mercado en el que los ciclos de vida del producto son cada vez más cortos, nos ofrece una enorme ventaja competitiva, donde la rapidez y calidad en el servicio son plenamente compatibles.

En resumen, la trazabilidad aporta una visión de conjunto y actúa como un medio de prevención de los riesgos, pero, además, como una garantía para los consumidores.

Ofrece una movilidad sin precedentes

Finalmente, gracias a su funcionamiento en la nube, el CFO puede acceder a la solución esté donde esté y siempre que lo necesite. Simplemente necesitará un dispositivo móvil y conexión a Internet para acceder.

En conclusión, contar con una solución ERP 360 que nos permita automatizar los procesos basándonos en business intelligence supone grandes ventajas para el sector de la alimentación. ¿Has decidido que es el momento de evolucionar al siguiente nivel?

La transformación digital empieza en tan solo un clic. ¡Rellena el formulario y pongámonos manos a la obra!