Las soluciones ERP son sistemas críticos en las operaciones de la empresa u organización. Apoyan los procesos del core del negocio centrales de la organización y almacenar información muy valiosa que será de entrada clave para el equipo de gestión de la hora de tomar decisiones importantes.

Al igual que cualquier software, los sistemas ERP tienen una vida limitada y, en promedio , cada 7 a 10 años, el sistema va a necesitar ser remplazado. Sin embargo, la implementación de una nueva solución ERP es un proceso complejo que requerirá una inversión inicial, la ayuda de un experto externo y varios meses para completar la configuración del sistema y la personalización de acuerdo a los requerimientos particulares del negocio. Además, el nuevo software ERP también tendrá un gran impacto en la organización, ya que los usuarios deberán aprender cómo usarlo para ser productivos en el menor tiempo posible.

Teniendo todo esto en mente, está claro que la selección de software ERP adecuado es una decisión estratégica para la compañía, que tendrá un gran impacto en el negocio o ​​el rendimiento de la organización. A continuación se muestra una lista de los 10 criterios clave que se recomienda tomar en cuenta en el momento de elegir una nueva solución ERP.

1. Conocer los requisitos funcionales.

El primer análisis que deberemos realizar es el cruce entre requerimientos funcionales y las capacidades del sistema. En esta fase del análisis, es importante distinguir entre aquello que el sistema debe tener y aquello que sería bueno tener, estableciendo las prioridades de nuestro sistema de forma coherente a esta división. Las posibles implementaciones de módulos adicionales se descartarán en este momento y únicamente deberán considerarse los requisitos funcionales para la fase inicial del proyecto. Las necesidades avanzadas y la implementación de módulos extra las pospondremos para las fases posteriores del proyecto.

2. Plataforma flexibilidad y escalabilidad.

Aunque deberíamos tener una lista clara de los requisitos funcionales que deben ser abordados durante la implementación, la realidad es que algunas de las necesidades de la organización actual probablemente no serán totalmente cubiertas con las características estándar del sistema o que en el futuro aparezcan nuevas necesidades no contempladas en la fase inicial. Tenemos que estar seguros de que será posible hacer frente a ellos. La flexibilidad y escalabilidad del software eliminarán posibles limitaciones en el presente y en el futuro.

3. Facilidad de uso y e intuitividad.

La facilidad de uso de la platafotma elegida es un criterio muy importante que debe ser tomado en cuenta ya que a mayor sea la intuitividad del entorno, mayor retorno de la inversión proporcionará al evitar costosos y tediosos ciclos de formación. Los usuarios necesitan ser productivos y autosuficientes al grabar nuevas operaciones y al buscar la información que necesitan, una plataforma que brinde esta posibilidad proporcionará un impacto positivo en la calidad del servicio al cliente.

4. Tecnología innovadora.

Dado que los sistemas ERP tienen una larga vida útil, es importante que su tecnología sea lo suficientemente innovadoras como para no convertirse en obsoletos prematuramente. La tecnología evoluciona muy rápidamente y lo que puede ser suficiente hoy en día, puede ser un cuello de botella en el futuro. Actualmente, las soluciones en la nube que resultan accesibles desde cualquier lugar y en cualquier dispositivo son una necesidad.

5. Precios competitivos y financiación flexible.

La implementación de ERP será una inversión que proporcionará un retorno . Como con cualquier inversión, es importante que los costos se distribuyen adecuadamente en el tiempo. Si es posible , es aconsejable evitar grandes inversiones iniciales e ir con un modelo que le permite pagar una cantidad similar cada año.

6. Referencias de usuarios similares.

Seguramente, su empresa u organización no sea la primera en aparecer en su segmento de mercado dispuesto a adoptar el software específico de ERP. Otra prueba de haber hecho la selección correcta es el conocimiento de otras compañías u organizaciones similares que utilizan la misma solución.

7. La importancia de elegir un Partner de desarrollo adecuado.

Elegir el software adecuado es importante, pero el trabajo con el socio adecuado es la clave. En un proyecto de ERP, hay 3 elementos que son igualmente importantes: los productos, el implementador y la participación de la empresa. Asegúrese de que la empresa encargada de implementar la solución ERP en su negocio tiene experiencia tanto en las áreas de negocio como en la tecnología y que puede proporcionar apoyo local cuando sea necesario.

8. Backup proveedor de ERP.

Una garantía adicional de que el implementador será capaz de proporcionar el apoyo adecuado que necesita es tener el soporte del proveedor de ERP. Trabajar con un Partner Oficial Certificado es esencial si quiere recibir el mejor asesoramiento.

9. Libertad para acceder al código fuente.

Una vez que haya decidido tanto la plataforma ERP como el implementador, deberá estar seguro de que usted tendrá la libertad suficiente para cambiarlos si es necesario. Ser capaz de acceder al código fuente y el uso de lenguajes estándar será una garantía de la libertad en caso de tener que encontrar otro partner.

10. Roadmap de producto convincente.

Por último , también es recomendable mirar el roadmap de producto para los próximos años para comprobar si la visión del proveedor está alineado con la suya y sus planes de negocio futuros. Asegúrese de que el software de ERP también evolucionará desde un punto de vista tecnológico para que pueda beneficiarse de las futuras innovaciones en este campo, además de nuevas características.

Si ya ha pasado por este proceso, te invitamos a comentar en este blog para descubrir cómo su experiencia ha sido.