Si ha habido algo que nos ha enseñado la pandemia es la necesidad de digitalizar los despachos profesionales y asesorías. ¿Sabías que la contabilidad colaborativa es una de las principales exigencias derivadas de esta transformación?

Para entender este fenómeno es importante tener en cuenta que «digitalización» no es un mero sinónimo de «informatización». ¡Se trata de un concepto que va mucho más allá de manejar ordenadores en la oficina!

Cuando hablamos de transformación digital nos estamos refiriendo a la automatización de procesos con el fin de aumentar ingresos, reducir gastos y ofrecer un mejor servicio a nuestros clientes.

La llamada automatización contable es un buen ejemplo de esa digitalización. No en vano, todas las tareas susceptibles de ser automatizadas deben automatizarse. De lo contrario, y con toda seguridad, sucumbiremos al panorama que ha dejado tras de sí la economía pospandémica. ¡Nuestro éxito y competitividad dependen directamente de que seamos capaces de implementar esa transformación digital!

Para lograr un auténtico entorno colaborativo no basta con limitarse a implementar un mosaico de tecnologías. Es imprescindible que estas sean ágiles, eficientes, conectadas y fáciles de utilizar para todos. Solo así podremos aprovechar todos los beneficios que la nueva era digital trae consigo.

¿Qué es la contabilidad colaborativa?

Llamamos contabilidad colaborativa a un innovador modelo de gestión contable basado en la inmediatez. Es más, para hacerla posible es necesario que todos los agentes del proceso contable puedan interactuar e intercambiar información en tiempo real.

La colaboración permite renovar y enriquecer el mundo empresarial. Así, gracias a esta nueva forma de contabilidad podremos hacer realidad todo el potencial transformador de la información contable. 

Los principales rasgos que definen este entorno colaborativo contable son:

  • Interacciones directas y en tiempo real entre el gestor contable, el cliente y la asesoría.
  • Acceso inmediato a la información actualizada de la contabilidad, la cual se encuentra centralizada en una sola plataforma.
  • Automatización de todas las tareas integradas en el proceso contable.
  • Uso de software de última generación que sea capaz de explotar todas las posibilidades de la IA, el big data y el cloud computing.

Esta novedosa gestión de la contabilidad es una de las principales manifestaciones de la economía colaborativa. De hecho, nace para que las empresas sean capaces de satisfacer las nuevas exigencias derivadas de la digitalización (agilidad, transparencia, mentalidad customer-céntrica, etc.).

¡Despídete de la contabilidad tradicional!

Lejos de ser una moda pasajera, la contabilidad colaborativa llega a las asesorías y despachos para sustituir a los procesos contables tradicionales. ¡Solo hay que comparar ambos sistemas para darnos cuenta de todo lo que podemos ganar con la digitalización!

El entorno colaborativo contable es capaz de corregir todos los problemas asociados a la contabilidad tradicional:

  • Procesos ineficientes llenos de errores y desajustes.
  • Información imprecisa y desactualizada.
  • Gestión lenta e ineficaz, que puede acarrear sanciones por parte de las Administraciones Públicas.
  • Excesivo uso del papel, lo que ocasiona problemas de espacio y sostenibilidad medioambiental.
  • Percepción negativa por parte de los clientes debido a la ineficacia y lentitud de la asesoría.

5 beneficios del entorno colaborativo en contabilidad

Ahorras dinero

La contabilidad colaborativa conlleva emplear menos tiempo y personal para realizar las mismas tareas. Asimismo, su idoneidad para cumplir con las exigencias normativas en materia fiscal y de privacidad te evitará numerosas sanciones.

La contabilidad colaborativa aumenta la rentabilidad de tu despacho

  • La automatización de tareas aumenta la productividad de los trabajadores.
  • La prestación de un mejor servicio contable facilita la fidelización del cliente.
  • El entorno colaborativo favorece la integración de profesionales externos y trabajadores remotos.
  • Dado el importante papel que juega la contabilidad en la toma de decisiones, facilita que este proceso se lleve a cabo de manera más objetiva y exitosa.

Haz más en menos tiempo

Con la contabilidad colaborativa se reducen al mínimo las esperas. Ello redunda en un mejor aprovechamiento del tiempo, satisfaciendo por igual a clientes y trabajadores.

Simplificación del trabajo

La tecnología colaborativa facilita enormemente la gestión de la contabilidad, haciéndola menos compleja y repetitiva. En consecuencia, las dudas y errores quedan como rémoras del pasado.

Información contable más útil

La conectividad hace que los mismos datos contables puedan ser utilizados por distintos departamentos. Gracias a ello, se pueden obtener perspectivas más amplias y enriquecedoras, lo que genera información de mayor calidad.

Cómo implementar esta nueva forma de contabilidad

Para obtener los beneficios asociados a esta nueva forma de contabilidad necesitamos contar con la mejor tecnología. En este punto, Sage 50 es tu mejor opción.

Sage 50 pone a tu disposición lo último en tecnología colaborativa para que lleves tu productividad al siguiente nivel. Es más, se trata de un software sumamente potente, seguro y fácil de utilizar.

En Aitana somos Partner Platinum de Sage en España, lo que nos convierte en una apuesta segura para implementarlo exitosamente en tu empresa. ¿Listo para entrar en la contabilidad colaborativa por la puerta grande?