La cuenta atrás para que las empresas se comiencen a adaptar a la Ley Antifraude ha comenzado. Con esta, las organizaciones y personas que realicen una actividad económica tienen mantener al día los registros contables y las facturas emitidas. Además, deben de contar con un software contable que haga posible realizar los registros y garantizar la integridad y conservación de estos. En definitiva, que permita su trazabilidad.

Pero vayamos por orden. En este artículo te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre la nueva Ley Antifraude.

¿Cuál es el objetivo de la Ley Antifraude?

Su principal objetivo es el de erradicar integralmente la elusión y fraude fiscal. Los principales cambios de los que te hablaremos son:

  1. Las pymes y emprendedores deberán contar con un software que lleve sus facturas, cuentas y su gestión en general.
  2. Las limitaciones para realizar o recibir pagos en efectivo han cambiado también.
  3. Si se presenta una declaración fuera de plazo sin que Hacienda lo haya requerido de forma previa, la ley antifraude cambia el sistema de recargos.

Si quieres saber toda la información completa de la mano de un profesional experto, inscríbete de forma gratuita en este webinar.


Cambios en la normativa

Software antifraude

Esta medida entró en vigor el 11 de octubre de 2021. Sin embargo, hay aspectos técnicos que se han reservado para un posterior desarrollo reglamentario. Se trata de las especificaciones que permitirán saber con mayor certeza si un determinado software cumple con los requisitos exigidos.

¿Cuáles son las características exigidas al software?

La nueva Ley Antifraude obliga que todos los software de facturación cumplan ciertos requisitos. Los registros que se realicen a través de ellos deben caracterizarse por la Integridad, Conservación, Accesibilidad, Legibilidad, Trazabilidad e Inalterabilidad. Asimismo, no deben tener omisiones o alteraciones de las que no quede la correcta anotación en los mismos sistemas.

Para aquellas pymes y autónomos que no lo cumplan, las sanciones pueden ser de hasta 50.000 € por ejercicio. En concreto, lo sancionable es el hecho de no utilizar un software para emitir las facturas.

Los pagos en efectivo

Los pagos en efectivo se encuentran cada vez más vigilados debido a que se asocian con frecuencia a comportamientos defraudatorios.

Así, el límite para pagar en efectivo desciende desde los 2.500 a los 1.000 euros con las siguientes condiciones:

  1. Este límite se aplica cuando, al menos, una de las partes actúa en calidad de empresario o profesional.
  2. En operaciones en moneda extranjera hay que aplicar el contravalor en euros y, si supera los 1.000 euros, no se podría realizar el pago en efectivo.
  3. El límite se eleva a 10.000 euros si el pagador es una persona física que no está domiciliada en España y no actúa como empresario o profesional.
  4. En caso de superarse los límites, se considerará que comete una infracción tanto el que efectúa el pago como quien lo recibe.
  5. Las sanciones ascienden al 25% del importe del pago.

Recargos por declaración tardía

Antes de la nueva ley antifraude, los recargos por declaración tardía sin requerimiento previo se escalonaban a partir de un 5% e iba subiendo en períodos más largos. Ahora, el mínimo pasa a ser un 1% y el recargo sube cada mes.

En cuanto a la cuantía del recargo…

  • Tras la finalización del plazo, al día siguiente el recargo comienza con un importe del 1%.
  • Después, cada mes completo que pase incrementará el recargo un 1%.
  • Transcurridos 12 meses, el recargo ascenderá a un 15%.

En cuanto a los intereses de demora…

  • No se pagan si presentamos la declaración o autoliquidación antes de que pasen 12 meses de la finalización del plazo.
  • Si la presentación se efectúa después de los 12 meses, solo se cobrarán intereses de demora por el tiempo que pase de esos 12 meses.
  • Si Hacienda nos tiene que liquidar la deuda después de la declaración tardía, no nos cobrarán intereses de demora hasta por el tiempo transcurrido entre la presentación y el período que nos dé la resolución para pagar.
  • Cuando declaramos haber recibido una devolución improcedente, el recargo es compatible con el pago de intereses de demora.

Estos son solo los principales cambios de la Ley Antifraude. Si quieres saber toda la información completa de la mano de un profesional experto, inscríbete de forma gratuita en este webinar.


En conclusión, necesitas llevar la facturación, la contabilidad y la gestión de tu negocio de forma veraz y fiable cumpliendo con todos los requisitos de la nueva Ley Antifraude de forma anticipada. ¿Necesitas ayuda?

En Opentix contamos con un equipo de expertos capacitados para estudiar el caso particular de cada empresa y aportar la mejor solución a sus necesidades. ¡Rellena el formulario y estudiaremos tu cada sin compromiso!